Resultados: Rivera recurre al 11-M para cargar contra el Gobierno

Rivera recurre al 11-M para cargar contra el Gobierno



Rivera recurre al 11-M para cargar contra el Gobierno




Rivera recurre al 11-M para cargar contra el Gobierno

El líder del Ciudadanos, Albert Rivera presentó ayer «con ilusión» su campaña electoral en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid arropado con las voces de sus seguidores que le coreaban «presidente, presidente». Con un escueto esquema en la mano y micrófono inalámbrico –que tuvo que cambiar por uno de mano– con lo que bromeó: «Me parezco a Julio Iglesias... y lo saben». La formación naranja está convencida de que el próximo 20-D vencerá con su leitmotiv: la ilusión frente al miedo, que vencerá el talento a la mediocridad y también al amiguismo –del que dijo otros nos tienen acostumbrados–. «España se va a volver a levantar», dijo advirtiendo de que «nuestros adversarios son los que quieren que nada cambie y nuestros aliados son la clase media».

Especialmente crítico fue con el Gobierno y su política antiterrorista. Tras los atentados de París, y ante «la mayor amenaza a nuestros valores democráticos», reivindicó la necesidad de una «estrategia», «sentido de Estado» y «unidad» para luchar contra los que quieren echarnos de nuestra vida. También reivindicó el pacto antiyihadista del que ya ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que le adhieran no sin antes puntualizar: «Espero que ahí no vayan con calculadora electoral». Pero recordó que tenemos un ministro de Asuntos Exteriores «que dice que las decisiones sobre terrorismo se tomarán después de las elecciones». Ante esto se preguntó: «¿Pero es que alguien se cree que los terroristas del Daesh van a tener en cuenta la agenda particular de Rajoy para tomar decisiones?».

El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno acusó al Ejecutivo de Rajoy de «tacticismo electoral» y le pidió que «vaya con cuidado» y no «juegue», «mintiendo», con este asunto con «cálculos electorales como hizo en 2004» –en alusión al ex presidente del Gobierno José María Aznar cuando informó sobre los atentados del 11-M tras lo ocurrido atribuyendo la autoría a ETA–. «Desgraciadamente», España tiene experiencia en esta materia, y recordó cómo hemos sufrido el zarpazo del terrorismo de ETA-Batasuna. Para Rivera, la Historia reciente de España demuestra que «cuando dejamos de jugar con el terrorismo y las víctimas, les derrotamos desde la democracia y desde la justicia; no con cálculos electorales, no pensando en las urnas. Y les volveremos a ganar pensando en los españoles y no en las urnas, que es lo que hace el Gobierno del PP». Para ser serio, dijo, hay que ser «responsable y comprometerse». Cuando uno pertenece a la UE, a la OTAN y a la ONU, señaló, «lo es para lo bueno y lo malo». Advirtió de nuevo de que «vayan con cuidado, porque los españoles tienen sentido común y no van a permitir tacticismos en este tema», ni regate corto. El líder de Ciudadanos subrayó que si un día él es presidente «espero contar con esos países para luchar contra el terrorismo en España. El terrorismo internacional se combate con alianzas, cooperación y con estrategia internacional, no local».

La formación naranja apuesta por un proyecto para Europa que venga de la centralidad política y, por ello, se erigió como garante para recuperar a la clase media trabajadora, la modernidad y el diálogo.

Sus críticas al PSOE se limitaron en el hecho de que «no tienen un proyecto para España, sino varios», mientras exhibe una gran bandera de España. «Esto no es un tema de quién tiene la bandera más grande, no se tapa con bandera la incoherencia, que la libertad y la igualdad se defienden con comportamientos, no se puede gobernar a cualquier precio porque los ciudadanos te hacen pagar», dijo. Y en alusión a los pactos y alianzas electorales, de las que espera que «los españoles estén tomando nota», también recordó las de Podemos con Bildu. «¿Alguien cree que se puede gobernar con Bildu en tu misma lista electoral?», al tiempo que consideró que ese pacto se desacredita porque no se puede gobernar España con quien quiere romperla.

Sobre Cataluña, Rivera afirmó que, si se cumplen las encuestas, «ganaremos a Mas el 20-D», lo cual sería «maravilloso». En tono de guasa preguntó: «¿Se imaginan cómo quedarán esas cartas que Mas envía a la ONU y a Merkel, en inglés, cuando en la noche del 20 de diciembre se oiga a la gente cantando ‘‘Yo soy español’’?». Y reconoció que simplemente esa perspectiva, la de «ganar a Mas y a Esquerra», es para él «una motivación extra» para las generales.


24-11-2015